Riesgos de consumir alimentos enlatados

Es muy común comprar alimentos enlatados en los hogares modernos. Es comida barata y duradera que se conserva bien por buenos períodos de tiempo. Ya sean verduras, pescado o cualquier otra clase de comestible, las personas prefieren los alimentos enlatados por condición práctica y sencilla.

 

Pero ¿alguna vez te has preguntado si es seguro comer este tipo de alimentos? Tranquilo, no pretendemos asustarte y que nunca más puedas comprar comida en lata, pero antes de seguir haciéndolo debes saber las repercusiones que estos pueden traer al organismo. Obviamente, con la información correspondiente, ya estarás en condiciones de tomar una decisión y ver cómo estructuras tu dieta hacia el futuro.

 

A continuación te dejamos algunos riesgos que tiene el hecho de comer alimentos enlatados para el ser humano.

 

-Exceso de sodio y sintéticos

 

Para lograr que los alimentos tengan una mayor duración y que se conserven de manera óptima todos sus sabores, se suelen utilizar grandes cantidades de aditivos sintéticos. Uno de los más perjudiciales para la salud es el sodio, elemento constituyente de la sal y que en exceso afecta de forma negativa a la salud.

 

Por supuesto, este y otros compuestos pueden terminar causando alergias en el ser humano y generando intolerancias bastante perjudiciales. Esto se debe al abuso de los componentes, los cuales manifiestan su acción nociva con problemas digestivos, afecciones respiratorias, malestares dermatológicos, etc.

 

-Bisfenol A (BPA)

 

Uno de los elementos más críticos y con daños más graves al cuerpo humano. Hace algunos años, se clasificó en varios lugares del mundo como una sustancia altamente tóxica, pero su bajo precio aún la mantiene como material predilecto para la fabricación de latas. La Unión Europea y Canadá fueron los primeros en declararlo como material tóxico, dejando de lado para siempre su utilización en la fabricación de biberones.

 

Las pruebas realizadas en diferentes animales para investigar sobre el Bisfenol A han terminado siendo bastante decidoras. Se ha comprobado que afecta de manera negativa al sistema endocrino por lo que altera la producción de hormonas en el organismo humano. También se le vincula al padecimiento de diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares.

 

-Resina epoxica

 

Posiblemente nunca hayas oído hablar de esta resina y es totalmente normal. Es por esto que queremos informarte al respecto y que empieces a mirar con otros ojos algunos de los compuestos que solemos pasar por alto.

 

La resina epóxica se utiliza para recubrir el interior de las latas, evitando que los alimentos entren en contacto directo con el aluminio. Sin embargo, tiene una contraindicación tremenda y consiste en que esta resina termina por adherirse a los alimentos y, eventualmente, acabamos consumiéndola.

 

Como puedes ver, los alimentos enlatados pueden presentar bastantes ventajas, pero también representan un riesgo manifiesto para nuestra salud. Es por esto que las proyecciones indican que, más temprano que tarde, las latas dejarán de ser un elemento tan común en nuestras rutinas y se buscarán nuevas alternativas para el envasado.

 

Esperamos que dichos cambios no tomen demasiado tiempo, puesto que son miles de millones de latas con alimentos las que se venden en nuestra sociedad.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *